jueves, 9 de julio de 2015

“Pirucha”, la Madre que cantaba ópera y que no dejó de buscar a su hijo

Amneris Perusin Favero murió esta semana. Fue una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo La Plata. Su hijo Daniel Omar Favero, poeta y responsable de la JUP de esa ciudad, está desaparecido desde 1977. Los policías que participaron del secuestro fueron condenados, pero el caso de Daniel aún no llegó al juicio oral. Historia de una luchadora.

Las primeras reuniones de las Madres eran discretas, y se hacían en bares marginales o algún departamento vacío. En esas reuniones, Amneris Perusín de Favero cantaba. “Eso cuentan sus compañeras. Era su verdadera pasión”, dice en una conversación telefónica con Infojus Noticias Claudia Favero, la mayor de sus tres hijos. “Pirucha”, como todos conocían a Amneris, era una talentosa cantante de ópera y Madre de Plaza de Mayo de la primera hora en La Plata, Amneris Perusin Favero. Daniel Omar Favero, poeta y responsable de la Juventud Universitaria Peronista, está desaparecido desde el 24 de junio de 1977, cuando lo secuestró una patota de la policía bonaerense de Ramón Camps. El domingo pasado murió: uno de sus sobrinos hizo el anuncio público en un posteo de Facebook del centro cultural que lleva el nombre de su hijo, Daniel Omar Favero. Amneris tenía 89 años y estaba enferma de Alzheimer.

“Esta mañana tiene los bolsillos vacíos, manos blancas y heladas, suspiros y veredas, bocacalles-soldados y una lluvia llorando la ceguera del cielo”. (Poema de Daniel Favero).

Amneris nació en 1925 en la ciudad de Tres Arroyos en el seno de una familia politizada: sus tíos habían participado de luchas obreras, su abuelo Justo Nicolás era militante radical en tiempos de los conservadores y había estado preso. Pero aunque ella y sus dos hermanas vivían en una casa de ideas progresistas, sentía que no era valorada como mujer. “Ella era muy de vanguardia como mujer, con una polenta especial para defender a su géner2o”, recuerda Claudia Favero, su hija. Por eso, con sólo veinte años, convenció a sus hermanas y se mudaron a La Plata, donde estaba viviendo su padre. En la actualidad, la casa familiar de Tres Arroyos aloja un centro cultural llamado La Casona.

Las tres mujeres consiguieron trabajo en el prestigioso Teatro Argentino de la capital provincial. Amneris y Emilse entraron en coro. Aída en la administración. Ella estudio canto lírico –llegaría a ser una cantante exitosa en la ciudad- y se las arregló para seducir a su futuro esposo, Omar, que también integraba el coro. “A ella le gustaba, le parecía lindo, inteligente, muy informado. En los descansos del ensayo llevaba crucigramas, se acercaba y le decía ‘Favero, mire cuál es ésta, la vertical’”, recuerda Claudia, uno de los tres hijos que nacieron de aquél amor. Como luna de miel, mucho antes que los atravesara la violencia política, los recién casados viajaron a Bariloche en moto. En el Facebook del Centro Cultural Daniel Favero-fundado por familiares y amigos del militante el 29 de marzo de 2001-, y en el personal de Claudia, hay fotos en blanco y negro que documentan ese pasado. “A veces peleaban, también, porque los dos tenían personalidades fuertes. Mi papá no era machista, pero sí un poco autoritario. Y ella siempre defendió su autonomía”, agrega la hija mayor de la pareja.

Cuando sobrevino la dictadura, Omar discutió muchas veces con Daniel –que tenía 19 años y era responsable en la facultad de Humanidades de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), sobre la peligrosidad de los militares. Pero Daniel, que tocaba la guitarra, el piano y escribía poemas, le respondía “que estaba preparado”.

 

“Peleo porque tengo madre, padre, hermanos, y multitud de labios familiares al grito que reproduzco y amo y soy, como la música del aire entre las hojas del mundo, entre las almas”.(Poema de Daniel Favero).

En febrero de 1977, fueron secuestrados Claudia y Luis –el menor de los hermanos, militante del Partido Comunista-. Estuvieron cautivos diez días en los chupaderos del circuito Camps: Brigada de Investigaciones, Destacamento de Arana, Comisaría 5ta, y otra vez Arana, antes de ser liberados. “Pero a quién estaban buscando era a Daniel, nosotros éramos el señuelo. Mi mamá estuvo muy mal, con tratamiento psiquiátrico, no pudo soportar eso”.

El 24 de junio, pasada la medianoche, una patota de la Brigada de Investigaciones de La Plata que integraban los ya condenados Raúl Machuca, Julio Argüello y Mario Zita, irrumpieron en el departamento que ocupaban Daniel Favero y su pareja María Paula Álvarez en la calle 57 y se los llevaron. Nunca más se supo de ellos. “Yosospecho que hizo algo para no sobrevivir”, estima Claudia. Daniel escribió un poema premonitorio.

“El enemigo vino a buscarme a esta casa por orden del Señor, amo de este castillo que se cae en pedazos. Mandó su policía; fieras domesticadas que no saben por qué. Los que no saben nada, con mordazas y esposas; no me dejaron ver las paredes, los muebles ni tu fotografía… y era la última vez... y de un golpe me echaron hacia no sé dónde”. (Poema de Daniel Favero).

Aunque los policías que participaron del secuestro fueron condenados, el caso de Daniel aún no llegó al juicio oral. En 2002, cuando aún regían las leyes de impunidad, el fiscal Félix Crous lo llevó a Comodoro Py porque tenía mucha información para intentar probar la inconstitucionalidad de las normas. El año pasado –luego de un letargo en capital federal- volvió al TOF 1 de La Plata que preside Carlos Rozanski.

En el 1978, la fundadora de Madres de Plaza de Mayo en La Plata, Adelina Alaye, tocó el timbre de la familia Favero. “La invitó a participar de Madres. Ella tenía miedo de lo que nos pudiera pasar a nosotros, que nos volvieran a buscar. Pero finalmente en familia decidimos que tenía que ir”, dice Claudia. Muy amiga de Chicha Mariani y de Adelina, Amneris no era sin embargo una de las voces públicas de la organización.

En 1984, Claudia, Luis y la familia Favero denunciaron en la Conadep y en todos los estrados judiciales que pudieron la desaparición de su hijo. “Habíamos estado en silencio mucho tiempo”, recuerda Claudia.

Aún después de la desaparición de su hijo, Amneris siguió presentándose en el Teatro Argentino. Protagonizó las óperas más conocidas: Otello, Madame Bauttefly, Aída. En los últimos años, Amneris enfermó de Alzheimer. Comenzó a perder la conciencia, y en chispazos alucinatorios comenzó a viajar al pasado. “Siempre había que adivinar a quién había encarnado”, recuerda Claudia. En sus lagunas, la mujer volvía siempre a pasados placenteros, donde aún Daniel no había sido el blanco de la policía: a su infancia en Tres Arroyos, por ejemplo.

“Su familia sufrió mucho su enfermedad, pero pasó algo extraordinario con ella: le devolvió a Daniel vivo. Lo que luchó lo luchó antes, y lo hizo a su manera”, concluyó Claudia.Y agregó su madre se fue muy en paz..

LB/RA

domingo, 28 de junio de 2015

Homenaje al Negrito Floreal Avellaneda



Floreal El Negrito Edgardo Avellaneda 
Emotivo homenaje realizado a Florel Avellaneda. 

Se colocó una baldoza en la casa de Iris y Floreal Avellaneda. Hicieron uso de la palabra varios compañeros, y la mamá del Negrito Avellaneda. Iris con agradeció emocionada y cerró su intervención con gran fortaleza:  "El silencio no es salud".

El Negrito tenía 15 años cuando fue secuestrado, por agentes del Estado, de su casa junto a su madre, fue detenido ilegalmente y torturado. Su cadáver fue hallado el 14 de mayo de 1976 (el día de su cumpleaños) en aguas del Río de La Plata, a 300 km de Rosario. Su cuerpo fue encontrado con muestras de haber sufrido torturas físicas y haber sido vícitima de un empalamiento. 

A pesar de las torturas que le infligieron en la comisaría de Villa Martelli, adonde fue llevado, Avellaneda no delató a ningún compañero de militancia, a pesar de que conocía muchos domicilios y cada una de las actividades de los comunistas del lugar: «Mi hijo ya tenía su educación y una gran valentía. Lo mataron pero no delató a ningún compañero. Por eso para nosotros, los padres, es un ejemplo» afirmó su madre Iris E. Pereyra durante una de las querellas

martes, 14 de octubre de 2014

Maria Lourdes Noia : a 38 años TE SEGUIMOS BUSCANDO

DETENIDA DESAPARECIDA DESDE EL 13/10/76 EN LA ESMA

Vital, inteligente, con firmes ideales y una ética frontal y solidaria, que nunca estuvo impulsada por intereses mezquinos o personales, sino que era parte de un proyecto compartido con todos sus compañeros/as, militante política partidaria desde la tierna edad de 16 años cuando entraste a la Universidad. Ya por los 70 finalmente llegaste a la Juventud Peronista, convencida que allí y junto al pueblo harían la revolución, mi querida militante de la JTP Docente, siempre solidaria, siempre sincera, siempre fuerte, siempre comprometida.

A 38 años de tu desaparición te seguimos buscando y exigiendo Verdad y Justicia, y Memoria porque eso merecen todos los compañeros detenidos desaparecidos.

NO A LA RESIGNIFICACIÓN, NO A NINGÚN MUSEO EN EL CASINO DE OFICIALES DE LA ESMA, QUE ES LUGAR DE PRUEBA EN LOS JUICIOS, RESPETEMOS A LOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS QUE ESTUVIERON DETENIDOS DESAPARECIDOS EN LOS CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN, TORTURA Y EXTERMINIO.
No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.

Toda información es importante por eso si fuiste amigo/a, compañero/a, o la viste en un C.C.D.T.y E., por favor contactate a treintamilhermanos@yahoo.com.ar

MARIA DE LOURDES NOIA A 38 AÑOS TE SEGUIMOS BUSCANDO DETENIDA DESAPARECIDA DESDE EL 13/10/76 EN LA ESMA

Vital, inteligente, con firmes ideales y una ética frontal y solidaria, que nunca estuvo impulsada por intereses mezquinos o personales, sino que era parte de un proyecto compartido con todos sus compañeros/as, militante política partidaria desde la tierna edad de 16 años cuando entraste a la Universidad. Ya por los 70 finalmente llegaste a la Juventud Peronista, convencida que allí y junto al pueblo harían la revolución, mi querida militante de la JTP Docente, siempre solidaria, siempre sincera, siempre fuerte, siempre comprometida. 

A 38 años de tu desaparición te seguimos buscando y exigiendo Verdad y Justicia, y Memoria porque eso merecen todos los compañeros detenidos desaparecidos.

NO A LA RESIGNIFICACIÓN, NO A NINGÚN MUSEO EN EL CASINO DE OFICIALES DE LA ESMA, QUE ES LUGAR DE PRUEBA EN LOS JUICIOS, RESPETEMOS A LOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS QUE ESTUVIERON DETENIDOS DESAPARECIDOS EN LOS CENTROS CLANDESTINOS DE DETENCIÓN, TORTURA Y EXTERMINIO.

No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.Toda información es importante por eso si fuiste amigo/a, compañero/a, o la viste en un C.C.D.T.y E., por favor contactate a treintamilhermanos@yahoo.com.ar

domingo, 5 de octubre de 2014

Abuela de todos Compañera Mary, ¡presente!

“Yo aprendí a luchar cuando la policía mató a Walter”, decía Mary cuando le preguntaban de dónde sacaba la fuerza. 
Tenía 62 años cuando su nieto de 17 fue asesinado por la policía. A partir de entonces, su cara humilde y sufrida, detrás de esos anteojos que le sirvieron para conocer las atrocidades de un sistema aniquilador y desquiciado, se convirtió en el ícono de la lucha antirrepresiva. Hoy, a los 85, su cuerpo dijo basta.

Por 23 años, sin flaquear jamás, levantó la bandera de Walter y encabezó movilizaciones, escraches y marchas. Con su escaso metro cuarenta, se plantaba frente a las vallas, frente a las comisarías y los juzgados, y su estatura era inmensa cuando acusaba con su voz tan finita como firme. Ella sabía que a Walter lo mató la policía, y lo gritó por más de dos décadas.

Mary era una mujer del pueblo. Una trabajadora –trabajó en relación de dependencia hasta bien pasados los 70-, que comprendía muy bien por qué y para quién reprime la policía. Y se lo decía a los pibes que en cada marcha la saludaban con una sola palabra repetida: “...Abuela, abuela...”.

Siempre estuvo primera detrás de la bandera, y siempre lejos de los estrados y los despachos oficiales que respiran hipocresía. Confiaba sólo en la calle, en el barrio, en los pibes, en sus compañeros y compañeras de militancia.

Siempre se preocupó por agradecer. En cada marcha, agradecía en la calle, a los miles de pibes que no conocían a Walter pero venían. Agradecía por las zapatillas gastadas contra los adoquines, cuando la lógica ordenaba caminar con zapatos y por la vereda. Agradecía las gargantas saturadas de exigencias, cuando el silencio domesticaba las bocas. Agradecía por no dejar morir a su nieto. Y contaba a quien la quisiera escuchar que veía a Walter en cada pibe, y al comisario Espósito en cada policía.

Mary supo del dolor inmenso, de la indignación inacabable, de la desmesura del crimen que serpentea en las entrañas del estado. Supo que los criminales de uniforme son cobardes que especulan, que se arrastran por los pasillos como perros asustados, que se van a morir y sus huesos no servirán ni para abono.

Pero supo también de la voluntad inquebrantable, de la amorosa obstinación y la imprescindible perseverancia, de la prepotencia de la lucha organizada, de no aflojar, de seguir, de vivir en serio.

Mary Bulacio –María Ramona Armas de Bulacio, según su documento- supo de la dignidad y fue ejemplo de lucha para varias generaciones.

Hace muchos años que el cuerpo le aflojaba, pero se enojaba con nuestros cuidados (“No soy una vieja para ir en silla de ruedas, yo voy a caminar hasta Plaza de Mayo”, nos reprochó cuando quisimos evitarle la caminata). Y nos insistía: “Yo voy a seguir marchando hasta que condenen al comisario, o hasta que Tamarita pueda seguir sola”.

El año pasado, desde la cama, siguió la transmisión en vivo del juicio, y supo que había que seguir en la calle, marchando, organizándose. Tamara, hermana menor de Walter, ya ocupa su propio lugar en CORREPI. Mary puede descansar.

La gente se muere, es una verdad de perogrullo. Los que luchan, no se mueren.

Compañera Mary, abuela querida... ¡PRESENTE!

CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional)
en el ENA - Encuentro Nacional Antirrepresivo

jueves, 2 de octubre de 2014

Cristina Guerra : hasta la victoria siempre!!

Hoy falleció Cristina Guerra una gran luchadora, una mujer excepcional,compañera, amiga.

Cristina ex detenida desparecida de Mansión Seré, batalló y batalló para ver a los genocidas en la cárcel, hoy en gran parte gracias a su lucha se esta llevando adelante el juicio a la fuerza aérea

Su partida nos llena de una tristeza absoluta a todos los que compartimos este camino junto a ella.....

La vida es muy injusta su enfermedad fue producto del accionar genocida que dejo marcas internas y externas en todos los compañeros. .....

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE QUERIDISIMA COMPAÑERA.

miércoles, 21 de mayo de 2014

31 de mayo a las 15 hs. Baldosa por Juana María Armelin y José Ignacio Ríos

El sábado 31 de mayo, a las 15 horas, 

marcaremos los pasos de

Juana María Armelin y José Ignacio Ríos

militantes populares

detenidos-desaparecidos el 23-02-1978 y el 25-05-78
por el terrorismo de Estado.

Los esperamos en Navarro 2634, CABA

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA ALMAGRO

memorialmagro@gmail.com

www.memorialmagro.com.ar