miércoles, 12 de julio de 2017

Cachito Fukman : Acto homenaje - viernes 14/07 - Correpi




































A toda la militancia:

Las y los esperamos
 el próximo viernes 14/07 a las 18:00 en el auditorio de ATE Nacional, en lo que hace para nosotros y nosotras una cita de honor, como es rendir homenaje a un imprescindible, que tanto nos enseñó, que murió peleando, y hoy vive en cada compañera y compañero. 

Enrique "Cachito" Fukman

PRESENTE

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

domingo, 2 de julio de 2017

Hallaron un mensaje de un desaparecido en una pared de la ESMA: "H.A. Mónica te amo"

 Fue encontrada en "Capuchita", el altillo del horror de la ESMA. Es una inscripción que había hecho con un mensaje para su esposa hace 40 años. Lo hizo Hernán Abriata, desaparecido desde el 30 de octubre de 1976, quien escribió un mensaje de amor para su esposa, Mónica Dittmar. Lo contó Carlos Loza, de la Asociación ex Detenidos Desaparecidos, en conversación con Fernando Tebele y Víctor Basterra, en el programa Oral y Público. Loza, quien hasta su liberación compartió cautiverio con Abriata, habló además acerca del pedido de extradición que tiene el genocida “Churrasco” Sandoval, justamente por el caso de Abriata. (Por La Retaguardia)


Foto:
basededatos.parquedelamemoria. org.ar


“La semana pasada fuimos a reconocer un escrito que había en la pared del altillo de ESMA, en Capuchita. Fuimos con su esposa (Mónica Dittmar) y con otras compañeras que trabajan ahí. Reconocimos el escrito de él en la pared de Capuchita. Eso hace más doloroso todo el tránsito de la reparación. El juez (Sergio) Torres, que está en la instrucción de la causa (la Megacausa ESMA), decidió que se protegiera el lugar y que se recabara toda la información que pudiera haber de escrituras en las paredes. Ha surgido esta leyenda dirigida a la esposa de Hernán con, obviamente, la letra de él. Hay otras inscripciones. Se está estudiando eso para ver cómo se vincula y sirve para la investigación. Dice ‘H.A. Mónica te amo’. Ese es el escrito, está bien claro. Hay que verlo con luz, si no no se vEstuvimos en ese lugar y dice precisamente eso. Mónica reconoció la letra. Forma parte de la prueba. Está suficientemente claro. Fuimos varios los que estuvimos con Hernán en los finales del 76'. El cayó el 30 de octubre. Probablemente fue trasladado (en un vuelo de la muerte) en la madrugada del miércoles 5 de enero con la pareja que estaba con él, Bibiana Martini y Claudio Adur (desaparecidos desde el 11 de noviembre de 1976)” relató Loza, conmocionado.
Lo que unió tan fuertemente a Carlos Loza a la causa de Abriata no tiene que ver solo con haber compartido cautiverio en ESMA, sino que en ese lugar de muertes, horrores y torturas fue Hernán quien le dio esperanza. Le dijo a él y a sus tres compañeros que ellos iban a sobrevivir porque llevaban unas capuchas con la inscripción “posible franco”. Loza contó acerca del día de su liberación y la ausencia de Abriata, que solo podía significar una cosa: “En el altillo, yo estuve del 22 de diciembre hasta el 1° de enero. Un día, me encontraron hablando, me castigaron y me mandaron a Capucha. El 6 de enero nos subieron (al altillo) a la madrugada, con Rodolfo Picheni, un compañero que se suicidó justo cuando comenzó este tramo del juicio, el 5 de diciembre del 2012. Nos subieron y esa madrugada nos liberaron. En ese momento, en Capuchita no quedó nadie. Hernán había sido trasladado un día antes” recordó.

La extradición de Sandoval

Hace muchos años que Loza junto a la familia de Hernán exigen al gobierno francés la extradición del genocida Mario Alfredo “Churrasco” Sandoval. El represor que actuaba para la Superintendencia de Seguridad Federal fue quien, presentándose como oficial de la Coordinación Oficial, secuestró a Abriata del domicilio que compartía con su esposa Mónica. Loza acusó al Gobierno francés de encubrir a este genocida: “Con el tema de la extradición de Sandoval venimos desde marzo del 2012. Han pasado más de cinco años desde que el juez argentino pidió la extradición. Se trató en la Cámara de París, después pasó a la Cámara de Casación, que sería como la Corte Suprema acá y esa Cámara lo pasó a un Tribunal en Versalles para que hiciera el juicio de nuevo. Estamos en esta etapa. El 1° de junio hubo una audiencia donde se postergó para el 14 de septiembre. Es una maniobra del Gobierno francés. Está encubriendo a este genocida. El único caso que tienen que tratar es el de Hernán Abriata y se han demorado más de 5 años. Ellos no tienen que juzgar ni tienen que hacer nada. Lo que tienen que hacer es aprobar la extradición, o rechazarla definitivamente. Evidentemente, vemos la complicidad de Francia con todos los genocidios que hubo desde siempre. Es un país colonialista. Ha mantenido y ha alimentado al Ejército Argentino con las teorías de la guerra de Argelia; ha formado a los cuadros militares que hicieron la represión en todos los golpes. Se niegan a entregar a Sandoval. Por supuesto que tiene una gran protección. Nosotros en esta etapa hemos conseguido visibilizar el tema. La madre de Hernán Abriata especialmente: Betty, con 90 años, sigue reclamando”, manifestó en el programa Oral y Público por Radio La Retaguardia.
Loza insistió en que históricamente existen políticas de gobierno que buscan proteger a los genocidas. Esto puede verse en el caso de Francia con Sandoval y también en el caso de Sudáfrica con Vildoza, quien aparentemente fraguó su muerte y falsificó los papeles de defunción, como informó hace poco La Retaguardia: “Los gobiernos, como todos los gobiernos, responden a una clase social que es la burguesía. La burguesía francesa y sus empresas han sido los que han instrumentado el colonialismo y la represión. Nosotros tenemos desaparecidos inclusive de empresas estatales francesas, desaparecidos en la argentina que trabajaban en Renault, Peugeot y otras empresas francesas. Acá en nuestro país tenemos comisiones internas y cuerpos de delegados completos de desaparecidos. No es que actuaron extraterrestres. Los intereses de estas mismas empresas son los que mantuvieron y mantienen a los gobiernos; el colonialismo en África es una expansión de la burguesía francesa en lucha contra la burguesía inglesa. La protección de Sandoval sí es una política de Estado porque este personaje ha trabajado, ha dado clases en La Sorbona, ha tenido un desarrollo de Superintendencia de Coordinación Federal. Él pasó a la ESMA, ya en 1976 y luego, en 1983, se fue a Francia. Se radicó allá. Varios años después, adoptó la nacionalidad de forma ilegal fraguando sus propios antecedentes en la Argentina. Ha trabajado en operaciones en Colombia y en la Argentina. Ha traído a dar charlas a los paramilitares colombianos en el Comando en Jefe del Ejército, acá en Argentina. Cuando se descubrió esto se suspendió. Lo denunciaron en Página 12 hace 15 años más o menos. Es un hombre de la inteligencia económica francesa”, argumentó Carlos Loza.
Víctor Basterra también aportó la explicación de por qué existe tanta protección hacia este genocida en particular: “Sandoval era un personaje cercano a (Nicolás) Sarkozy. Ha actuado como funcionario en su gobierno. Esas relaciones han dado sus frutos para la impunidad que el tipo ha tenido. Este alargamiento de tirar para adelante, más ahora en estas circunstancias políticas que se viven en Argentina, hacen más difícil las cosas. No es un torturador más, está siendo positivo”, agregó.

¿Cómo continúa la causa por la extradición?

“El 14 de septiembre está prevista una nueva audiencia. La primera etapa, que ya se desarrolló y fue una audiencia muy breve, fue el escrito que le entregó el fiscal general que representa al Estado argentino y al juez de la Argentina a ambas partes y al Tribunal. El abogado defensor de Sandoval pidió que le dieran más tiempo para analizarlo. Como los meses de julio y agosto allá entran en feria y vacaciones, se reanuda en septiembre. Tienen que responder las partes, la embajada argentina y la parte de la defensa. Luego el Tribunal tiene que tomar la decisión, que probablemente no sea el 14 de septiembre”, vaticinó Loza.
¿Cuál es el rol de Argentina?. “La embajada tiene una abogada contratada. Mantiene la decisión de pedir la extradición. Lo ha dejado en manos de los franceses. No se expone, pero no puede hacer nada porque es una decisión del juez argentino y la que le tiene que contestar es la justicia francesa” explicó.

Las maniobras dilatorias en la Megacausa ESMA

Guillermo Fanego, el defensor de un grupo importante de genocidas, también recurre a estrategias para demorar la culminación del juicio. Hasta ahora, el Tribunal se lo ha permitido, incluso cuando ha faltado el respeto a los sobrevivientes y a la memoria de las víctimas, pero le han puesto un plazo de 17 horas para terminar su alegato: “En concreto, las defensas están alegando desde finales de abril del año pasado. Trece meses... Fanego está alegando desde principios de febrero. Del tiempo de duración del juicio, un 25% lo ocupó la defensa. Lo último que ha sucedido, el 15 de junio, es que el Tribunal dictó una resolución dándole un tiempo de 17 horas para que él concluyera con su alegato y no se fuera de tema. Hoy estuve escuchando por internet la declaración. Dice barbaridades como que en ESMA se defendía la vida. Hoy dijo que (Alfredo) Astiz no era el ángel de la muerte, era el ángel salvador para muchos. Cosas de ese tipo, de argumentar barbaridades. El Tribunal no ha querido pararlo. Hoy se dedicó a desconocer los delitos sexuales dentro de la ESMA. Decía que prestaban conformidad las víctimas con estas prácticas, y que no reconoce como delitos de lesa humanidad a los delitos sexuales dentro de los campos de concentración. Semanas anteriores, se encargó de descalificar a los sobrevivientes como mentirosos y colaboradores. Todo el tiempo así. Poniendo en duda y expresando que es una práctica en la que se han complotado el Ministerio Público Fiscal, las querellas y el Equipo de Antropología Forense y han inventado todo un relato para perjudicar a estos pobres angelitos que están ahí imputados. Claramente es una maniobra dilatoria. Todo lo que ha dicho es fantasioso. Empezó desde la Primer Guerra Mundial, lo alarga y lo alarga. Ahora tiene que ir concretando. El tema es que salió la resolución y tiene 17 horas bajo amenaza de que el Tribuna lo retiraría. Le cursó a la Defensoría Oficial para que le asigne un reemplazante en caso de que no cumpla. Nosotros entendemos que debe terminar, ya no da para más. Los planteos que él hace ya fueron rebatidos en todas las causas. Siempre presenta lo mismo: La inconstitucionalidad, el juez natural que es el consejo supremo de las fuerzas armadas, la anulación de la ley de obediencia debida, la cosa juzgada, todas esas cosas que ya han sido rechazadas por la Corte Suprema. Él insiste en estos planteos y claramente es una maniobra política para ganar tiempo” opinó.

¿Qué falta para terminar?

“Faltan dos defensores. Uno tiene un caso sobre vuelo y el otro tiene dos, sobre vuelos. Eso sería corto. Después, otra etapa de dúplicas y réplicas que seguramente es una audiencia y después las últimas palabras de los 54 imputados que quedan en este juicio” respondió Loza.
Recordemos que la Megacausa ESMA abarca a 789 víctimas y comenzó juzgando a 68 genocidas. Debido a su muerte o por ser apartados del juicio esa cantidad bajó a 54, como bien dijo Loza. Se está dando el tiempo necesario a los alegatos para que nadie diga que los genocidas no han tenido ocasión de defenderse, pero se está llegando un punto de exageración: “Evidentemente –aportó Basterra-. Además, no encuentro todavía el justificativo del jurado, cómo está permitiendo tanta maldad. Recién ahora han puesto un plazo. Nosotros empezamos en 2012, hace cinco años. Es notable. Yo alguna vez lo dije, es el juicio más importante en tema de derechos humanos del mundo. Incluso en Núremberg no había tantos acusados y duró menos”, recordó Víctor Basterra en el cierre.

La ESMA está ahí, a la vista, entre un juicio interminable, y las pruebas de resistencia y amor, que no dejan de aparecer.

Colocación de baldosa por la memoria de Blanca Edith Edelberg de Tarnopolsky

EN LA VEREDA DEL HOSPITAL DE NIÑOS RICARDO GUTIÉRREZ

El próximo viernes 7 de Julio a las 10 hs.  colocaremos junto a familiares , Comisión de Memoria del HNRG y  la Comunidad del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez,    la baldosa por la memoria en homenaje a BLANCA EDELBERG DE TARNOPOLSKY,   psicopedagoga clínica,  secuestrada junto a su familia por el terrorismo de Estado en  Julio de 1976   

El homenaje comenzará en el aula de pediatría  con la proyección de un video sobre la vida de Blanca, realizado por la Comisión de Memoria del Hospital R. Gutiérrez.   Luego nos trasladaremos a la vereda - sobre el ingreso de la calle S. de Bustamante- donde colocaremos la baldosa junto a las ya instaladas con los nombres  ELENA ARCE, enfermera,  LILIANA GOLDENBERG, administrativa,  HUGO STREJILEVICH, médico pediatra  y   GRACIELA VALLEJO, médica pediatra  , todos ellos trabajadores  del Hospital y militantes populares detenidos desaparecidos por el terrorismo de Estado.  Los esperamos el  próximo Viernes 7 de Julio a la 10 hs en Sánchez de Bustamante y Paraguay, Ciudad de Buenos Aires

COMUNIDAD DEL HOSPITAL DE NIÑOS RICARDO GUTIÉRREZ
BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA BALVANERA
contacto:  memoriayjusticiabalvanera@gmai l.com  ----  facebook:  baldosas.balvanera.7

BARRIOS  X  MEMORIA  Y  JUSTICIA -  BALVANERA
                           BALDOSAS POR LA MEMORIA 
       GRUPO AUTÓNOMO  - HORIZONTAL - AUTOFINANCIADO 
         memoriayjusticiabalvanera@g mail.com 
                facebook :  baldosas.balvanera.7


BLANCA EDELBERG DE TARNOPOLSKY
Desaparecida junto a su familia por el terrorismo de Estado el 15-07-1976
Psicopedagoga clínica
Blanca era psicopedagoga, tenía 48 años, trabajó en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y en diversos centros hospitalarios. Era profesora en las Universidades de El Salvador y Filosofía y Letras de la UBA. Tenía el consultorio en su casa. Era muy conocida por sus significativos aportes a la psicopedagogía clínica, había desarrollado una línea de combinación de psicopedagogía con psicoanálisis.
Su secuestro fue un golpe grande a la intelectualidad argentina
Como docente y formadora de generaciones , dejó una marca en todos aquellos a quienes inspiró en una disciplina tan joven como es la psicopedagogía.
Nacida un 7 de julio de 1928  , egresó como maestra de la Escuela Normal 3  y luego se graduó  en  la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA . Madre de tres hijos, dedicó su vida a la enseñanza y en especial a develar los problemas de aprendizaje en niños y adolescentes mediante tareas de diagnóstico diferencial con un enfoque dinámico y psicosocial. Sus colegas y compañeras, la recordaron como una profesional incansable y profundamente creativa. Psicopedagoga en varios jardines y escuelas, también docente de la Universidad de Buenos Aires en las carreras de Psicología y Ciencias de la Educación.
                            
El 15 de Julio de 1976 fueron secuestrados   Blanca de Tarnopolsky, su esposo Hugo Tarnopolsky, sus hijos: Sergio, que estaba haciendo el servicio militar, Betina de 15 años y Laura de Tarnopolsky compañera de Sergio. El único sobreviviente que circunstancialmente no estaba en la casa es Daniel Tarnopolsky, hijo de Blanca y Hugo, que luego se fue exiliado del país.

Relata Daniel en un reportaje
--Durante la tarde  había llegado un grupo de tareas a advertir que habría un operativo a la noche, que venían a buscar a los Tarnopolsky y que, si el portero les avisaba, se lo llevarían a él. Cuando vinieron a las dos de la mañana, el portero quiso abrir la puerta, pero no lo dejaron y la abrieron con una bomba.
“Esa noche estaban mis padres solamente en mi casa, mi hermana estaba durmiendo en lo de mi abuela, mi hermano estaba casado  haciendo el servicio militar en la ESMA y yo estaba durmiendo en casa de unos amigos de pura casualidad. El portero escuchó gritos, el llanto de mi madre... por los gritos creo que la torturaron para que dijera dónde estaba mi hermana. Betina tenía 15 años  y militaba en la UES. No sé por qué buscaban tanto a una chica de 15 años. Luego fueron a casa de mi abuela. Mi hermana dormía en la pieza con mi abuela, la despertaron con un vaso de agua fría y se la llevaron, así como estaba.”

“Otro grupo de tareas fue a la casa de la suegra de mi hermano, donde vivía mi cuñada, Laura Del  Duca de Tarnopolsky y también se la llevaron. Mi hermano,  que era ayudante  como conscripto  del capitán Acosta en la ESMA (el Tigre Acosta) había llamado durante el día anterior a su mujer para decirle que estaba de guardia, que no podía volver a la casa. Nosotros pensamos que en ese momento ya estaba chupado.  Nadie sabía dónde estaba yo  porque había decidido quedarme en casa de unos amigos y  estaba asistiendo a un congreso de musicoterapia en el San Martín......” 

Blanca, Hugo,  Sergio,  Betina y  Laura  permanecen  desaparecidos.
Ni olvido, ni perdón, memoria y justicia.

lunes, 22 de mayo de 2017

RICARDO ALBERTO FRANK - 1957- 20 de mayo-2017

Detenido desaparecido desde el 10/11/1978 visto en la ESMA

20 de mayo. Hoy Ricardo, Riki para los más intimos, cumpliria 60 años!!

A más de 38 años de su desaparición cada uno de nosotros lo recuerda con la imagen que lleve de él.Y en esa imaginaciòn, lo pensamos y lo recreamos con sus aciertos y sus desaciertos, con sus miedos y sus compromisos, con su militancia y sus amores…

Gusto de reunirme con sus amigos de siempre,los que cuentan una y otra vez anécdotas , aventuras, desventuras, viajes, travesuras de adolescentes que, recreadas tantos años después suenan a muy lejanas pero que lo traen y lo acercan como bien lo dice la canción con “la emoción apretando por dentro”.

Inolvidable. Su figura junto a la de los 30000 fue creciendo , su nombre recordado en diferentes actividades tanto en nuestra ciudad como en Buenos Aires y el mundo entero, donde se reclama JUSTICIA por las víctimas del genocidio perpetrado en nuestro paìs .

Sorprendidos por el fallo de la corte del 2 x 1 demostramos en las calles miles y miles de personas que   NO PERDONAMOS, NO OLVIDAMOS Y NO NOS RECONCILIAMOS.

Recurriendo a los números que tanto gustan a nuestros gobernantes, vemos:11 años de juicios,  3 presidentes, 712 genocidas procesados   en casi 600 centros clandestinos de detención con el 40% en arresto domiciliario, hoy debemos ocuparlas calles con nuestro objetivo de siempre: CARCEL COMUN PERPETUA Y EFECTIVA a todos los genocidas, JUSTICIA POR TODOS LOS COMPAÑEROS!!

Los genocidas te llevaron, el recuerdo y compromiso de todos por Memoria Verdad y Justicia  te hace ¡¡¡PRESENTE!!!

HERMANO TE ABRAZO!!
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!

Lidia Frank

Nota escrita para el Diario La opinión de Trenque Lauquen
20-05-2017

viernes, 14 de abril de 2017

Los gritos

Por Jorge Elbaum

Richard tenía dos años. Y Floreal quince. Al primero se lo puede ver con un grupo de niñas y niños al costado de las vías de un tren. Está destrozado. Los mocos, las lágrimas, los gritos y los rulos rubios son un pegajoso engrudo de sufrimiento. 

Es la mañana del 7 de agosto de 1942 en Pithiviers y recién despegaron a Richard de los brazos de su madre, Esther Horonczyk de Frankel. Esther patalea, insulta, suplica por Richard, pero los uniformados franceses la depositan brutalmente en un tren. Esther, en la más nublada desesperación, garabatea una carta que desliza por las hendijas del vagón de carga con la esperanza de que algún familiar, conocido o alma solidaria pueda seguir el rastro de su pequeño hijo de dos años. La carta vuela. Es el mensaje dentro de una botella lanzado a un océano de miedo y odio: “Me han subido al tren. Y no sé que ha sido de mi Richard. Él está todavía en Pithiviers. ¡Salvad a mi niño, a mi bebé inocente! ¡Cómo estará llorando! Nuestro sufrimiento no es nada. Salvad a mi Richard, a mi pequeño querido. Yo no puedo escribir. Mi corazón, mi Richard, mi vida, está lejos, y nadie le está protegiendo, a mi pequeño de dos años. ¡Morir, deprisa, oh niño mío! Devolvedme a mi Richard. Esther”. Las dos últimas frases de la carta que hoy se exhibe en el museo de Yad Vashem, son la evidencia exasperada de dos formas complementarias de la agonía: el ruego del rápido final y la vuelta al abrazo originario con el hijo.

La redada que detuvo previamente a 14 mil judíos en el velódromo de invierno del centro parisino fue una operación solicitada por las SS y ejecutada por los organismos de seguridad franceses el 16 y 17 de julio de 1942, aunque Marine Le Pen, en estos días de campaña electoral, pretende negarlo. Cuando los camiones de la policía se detienen en la puerta de la casa de los Frenkel, su abuelo materno, Simón, ruega ante los uniformados que sustituyan a Richard por él. Se ofrece a ser trasladado en vez de su nieto argumentando que puede trabajar gratis para sus captores. Sus plegarias no son escuchadas: Simón queda tirado en el piso después de ser empujado por un gendarme, mientras Esther y Richard inician su viaje hacia Pithiviers.

Luego de ser separado de su madre, Richard comparte el trayecto al “Lager” en el “transporte 31” con otros 171 niños que, después de una corta estadía en Drancy, serán gaseados en Auschwitz la segunda semana de agosto de 1942. El cuerpito de Richard Frankel, el de los rulos rubios, carece de tumba. Sin embargo, existen fuentes confiables que afirman que el cielo de Europa alberga aún hoy infinitas partículas del millón y medio de niños, menores de diez años –entre ellos Richard– exterminados con el objetivo de hacer desaparecer de la vida a judíos, gitanos, comunistas, gays, testigos de Jehová y discapacitados.

Floreal Edgardo Avellaneda tiene quince años, está en su casa durmiendo, en Munro, en el conurbano bonaerense. Es el 15 de abril de 1976 a la madrugada. Un grupo de tareas rompe la puerta y entra a los tiros. Su padre logra escapar en el medio de la balacera. A su madre, Iris Pereyra, y al adolescente los golpean y los trasladan a un centro clandestino de detención controlado por el general Santiago Omar Riveros y su jefe de inteligencia Fernando Verplatzen. El “Negrito” es torturado en la comisaría de Villa Martelli y en Campo de Mayo para obtener información sobre el paradero de su padre que había sido delegado gremial de la empresa TENSA.

Los cumpleaños de Floreal y de Richard estuvieron rodeados por la crueldad de sus captores, a quienes hoy se pretende edulcorar con editoriales y alocuciones banalizadoras y/o negacionistas. Tanto Le Pen en Francia o Esteban Bullrich y Claudio Avruj en nuestro país son algunos de los encargados de apaciguar la imagen de los genocidas que fueron capaces de asesinar niños. Quienes detuvieron a Richard y a Esther fueron gendarmes franceses y militares alemanes nazis. Y quienes torturaron a Floreal y a su madre, son sus vernáculas versiones argentinas. Quienes hoy buscan matizar sus acciones criminales no solo pretenden avalar una prisión domiciliaria. Intentan invisibilizar sus responsabilidades genocidas.

Richard, nació en Paris el 20 de junio de 1940. Cumplió su segundo año de vida en el periodo que su padre, Nissán, fue trasladado a Auschwitz. El “Negrito” había nacido el 14 de mayo de 1962 y en la semana que cumplía 16 apareció muerto en las costas de Montevideo con señales de haber sido torturado, empalado y desnucado. Richard y Floreal escucharon a sus madres, por última vez, con alaridos atormentados. Esther en Pithiviers e Iris en la Comisaria de Villa Martelli quedaron paralizadas después de esos desgarradores lamentos. Si esos gritos no llegan hoy hasta nosotros, es que no pudimos –y quizás ya no podremos jamás–, considerarnos sujetos pasibles de ser considerados dignos.