sábado, 4 de diciembre de 2010

Baldosas para no olvidar

  Por G. V.

La memoria grabada en una baldosa es como una huella marcada en el camino. Los trabajadores desaparecidos de la fábrica Cattaneo (La Fama) serán recordados hoy, donde funcionó la planta de cerámicos en Villa Adelina. El acto es organizado por la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de zona norte y comenzará a las 11 en Thames 798, donde ahora se levanta un instituto educativo. A 33 años del secuestro de cuatro ceramistas, se descubrirá sobre la vereda una baldosa con sus nombres que fue realizada por los obreros de Fasinpat (la ex Zanon), quienes viajarán desde Neuquén para participar del homenaje.

Jorge Omar Ozeldín, Juan Carlos Panizza, José Agustín Ponce y Faustino Gregorio Romero desaparecieron el 27 de octubre de 1977, y entre fines de ese mes y principios de noviembre corrieron la misma suerte más compañeros del gremio que desempeñaban tareas en Cattaneo y Lozadur, una empresa vecina del mismo rubro. De una lista de once trabajadores secuestrados por la última dictadura, cuatro eran mujeres y todas se desempeñaban en la última fábrica: las hermanas Dominga y Felicidad Abadía Crespo, Sofía Cardozo y Elba María Puente Campo.