martes, 11 de diciembre de 2012

Por Rodolfo Picheni

Quien ha sido torturado lo sigue estando …
quien ha sufrido el tormento
no podrá encontrar lugar en el mundo,
la maldición de la impotencia no se extingue jamás.
La fe en la humanidad,
tambaleante ya con la primera bofetada,
demolida por la tortura luego,
no se recupera jamás.
Jean Amèry


Profundamente conmocionados recibimos la noticia del fallecimiento (suicido) de Rodolfo Picheni, ex detenido desaparecido, sobreviviente del CCDTyE Esma, y testigo en los juicios contra los criminales genocidas.
Los sobrevivientes de los campos de exterminio del terrorismo de Estado aportaron desde el mismo instante de su puesta en libertad desgarradores testimonios sobre la maquinaria represiva de la dictadura militar. A través de sus dolorosos relatos empezamos a conocer la Verdad en su más cruel dimensión, supimos de los secuestros, del trabajo esclavo, de las aberraciones y torturas infringidas sobre los indefensos cuerpos de los compañeros detenidos, de los vuelos de la muerte, del robo de bebés nacidos en cautiverio y el posterior asesinato de sus madres, del destino final de nuestros seres queridos condenados a la desaparición forzada.
Desde 1985 con los Juicios a las Juntas a la fecha, los ex detenidos desaparecidos han brindado generosamente sus testimonios sobre las masivas violaciones a los DDHH; lo que supone repetir una y mil veces el cruel calvario que debieron padecer, con las terribles consecuencias psicológicas que ello implica.
Exhortamos a la Cámara de Casación, a la Corte Suprema de Justicia y a los jueces de los tribunales en los juicios de lesa humanidad que arbitren las medidas jurídicas necesarias para que los testimonios ya brindados por sobrevivientes de los campos de exterminio sean pruebas suficientes para juzgar y condenar a los perpetradores del genocidio.
Acercamos nuestra palabra de consuelo a su familia, a sus amigos y compañeros; nuestro compromiso en pos de la Verdad y la Justicia se intensifica con la perdida del compañero Rodolfo. No descansaremos hasta lograr justicia para todos y cada uno de los detenidos desaparecidos y que los genocidas sean condenados, por todos y cada uno de los delitos cometidos.

No olvidamos!
No perdonamos!
No nos reconciliamos!

Herman@s de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia