lunes, 18 de noviembre de 2013

Acto anual de homenaje a los detenidos - desaparecidos de los campos de concentración El Vesubio, Puente Doce, la Cría. 1º de Monte Grande y a los 30.000 detenidos-desaparecidos

Martes  19 de  noviembre de 2013 a las 19:00 en el anfiteatro de ATE

Avenida Belgrano 2527 - CABA
Organizado por la Comisión de Homenaje, integrada por familiares, sobrevivientes, compañeros y amigos de  los desaparecidos en El Vesubio, Puente Doce y Comisaría de Monte Grande, de quienes reivindicamos su militancia y sus ideales.

Hemos recogido minuciosamente información sobre sus historias de vida fuera y dentro de los Campos de Concentración, sus nombres, fotografías, estudios, profesiones, actividades, etc. Trabajo todavía incompleto que necesita el aporte de quienes puedan colaborar con datos sobre los compañeros detenidos-desaparecidos.

Solicitamos a todos aquellos que tengan documentación o información vinculada que nos la hagan llegar, porque por pequeña que pueda parecer, siempre suma algún dato para que se haga Justicia. Por la memoria de nuestros compañeros desaparecidos, por los sobrevivientes y familiares, por la sociedad toda.

PRINCIPALES CONTENIDOS PREVISTOS PARA ESTE ACTO

Recuperación del predio del CCD EL Vesubio
Señalización del CCD Comisaría de Monte Grande
Se informará sobre la segunda parte del Juicio Oral de Vesubio
Y el estado de la causa de los CCD Puente12 y Comisaría de Monte Grande
Exigimos la inmediata aparición de Julio López y el esclarecimiento del asesinato de Silvia Suppo.
Exigimos la inmediata apertura de todos los archivos de la represión.
Que sean juzgados todos los responsables de los delitos de lesa humanidad cometidos.

INFORMACIÓN ADICIONAL
 
El Vesubio

El Vesubio, junto con la ESMA y Campo de Mayo, tienen el triste privilegio de ser de los Campos de Concentración que en el área de Capital Federal y Gran Buenos Aires tuvieron mayor actividad, por la cantidad de víctimas que pasaron por sus salas de torturas y por la cantidad de desaparecidos que han dejado a la sociedad argentina.

El predio, perteneciente al Servicio Penitenciario Federal, fue utilizado como lugar de secuestro y tortura desde agosto de 1975 y a partir del 24 de marzo de 1976 fue comandado por el Primer Cuerpo de Ejército, funcionando hasta Octubre del ´78.

Su primer jefe fue el Prefecto Alberto Neuendorf, alias Neuman o el alemán, Jefe de Inteligencia del Servicio Penitenciario Federal, sustituido en 1976 por el entonces Mayor del Ejército Pedro Alberto Durán Sáenz, alias Delta. A fines del ´77 éste fue reemplazado por otro oficial del Primer Cuerpo de Ejército apodado El Francés quien fue recientemente identificado como Gustavo Adolfo Cacivio (actualmente detenido e indagado).
Este Campo de concentración estuvo bajo la responsabilidad directa de los Generales Suarez Mason y Sasiaiñ y el control de los prisioneros siempre correspondió al personal de inteligencia del Servicio Penitenciario Federal.
 
Puente 12

Este Campo de Concentración funcionó en la División Cuatrerismo La Matanza de la Policía de la provincia de Buenos Aires, también conocida como  “Brigada Güemes”  debido a que pertenecía a la “Agrupación General Güemes” con asiento en la Autopista Ricchieri y Camino de Cintura situada en  “Puente 12”, otro de los nombres con los cuales suele llamarse a este campo. El mismo está  ubicado frente a El Vesubio  pero a diferencia de éste, ya operaba como Campo de Concentración desde 1974 tal como surge de los testimonios de  compañeros sobrevivientes de 1974 y 1975, que estuvieron allí durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón.

Comisaría de Monte Grande

En la Comisaría 1º de Monte Grande, ubicada en la calle Santamarina 474, de la localidad de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, funcionó un campo de concentración. Del mismo hemos podido recabar hasta el momento información de su funcionamiento, desde julio de 1976 a octubre de 1978, a través de testimonios de compañeros que allí permanecieron secuestrados y desparecidos. Durante este período la Cría dependía de la Unidad Nº 2 de Lanus, perteneciendo a la Zona I, Subzona 11, Área 112.

Sabemos que las comisarías de todo el país eran un engranaje más dentro del esquema que el terrorismo de Estado implementó a partir de 1976. En la mayoría de los casos los compañeros al ser secuestrados ya sea antes de ser llevados a los campos de concentración o a posteriori eran trasladados a alguna comisaría.

Hasta el momento tenemos testimonio de compañeros cuya procedencia era El Vesubio, Cuatrerismo-Brigada Güemes o campos que pertenecieron al denominado Circuito Camps.

En la mayoría de los casos las comisarías, hasta el momento, no son investigadas como campos de concentración, dependiendo ésto del criterio de cada Juez de Instrucción. En este caso en particular, la Comisaría 1º de Monte Grande ha sido investigada como campo de concentración, no así todas las demás comisarías que dependieron del 1º cuerpo del Ejército.

Sabemos que no solo se tuvo a los compañeros detenidos-desaparecidos hasta el momento de su liberación o legalización. También hubo compañeros que fueron torturados en la misma comisaría y a posteriori asesinados como es el caso de Rachel Elizabeth Venegas Illianes. Sus restos fueron encontrados por el EAAF en el cementerio de Lomas de Zamora, identificados y luego repatriados a Chile en octubre de 2008.  Otros fueron trasladados y desaprecidos hasta el momento sin haber encontrado sus restos aún, como es el caso de los compañeros Horacio Quiroga y Perla Jatib.

La trama siniestra

Muchos de los sobrevivientes de El Vesubio y Puente 12, Comisaría de Monte Grande pasaron por diversas unidades militares y policiales que formaban parte del aparato represivo. El  “blanqueo” de los sobrevivientes se producía sistemáticamente en el Batallón de Logística 10 de Villa Martelli, el Reg. 6 de Infantería de Mercedes, el Reg. de Infantería Nº 7 de La Plata, el de Artillería de Ciudadela, las comisarías de Monte Grande, Lanús y Villa Insuperable, entre otros.
Las torturas, violaciones y humillaciones a los secuestrados; los homicidios (generalmente encubiertos por “enfrentamientos” fraguados); el robo, supresión de identidad, sustracción, tormentos y asesinato de menores; los delitos contra la integridad sexual de prisioneras y prisioneros indefensos; los saqueos a las viviendas de los detenidos son sólo algunos de los delitos perpetrados por patotas organizadas por un Estado que fue mentor y ejecutor de estas prácticas terroristas que se repitieron en todos los Campos de Concentración: evidencia incuestionable de la existencia de un plan minuciosamente orquestado desde la impunidad del poder.

Las víctimas de El Vesubio, Puente 12 y Comisaría de Monte Grande, como las de los cientos de CCD que funcionaron en nuestro país, fueron militantes perseguidos por oponerse a la dominación política, cultural y económica y a la miseria social que imponía el imperialismo en complicidad con sus socios locales. La dictadura cívico-militar llevó a cabo un plan represivo sistemático y extraordinariamente cruento para aniquilar a esos militantes. La magnitud de esa persecución en virtud de ideas políticas y la sistematicidad de prácticas aberrantes que incluyó el robo y apropiación de niños no dejan lugar a dudas de que aquí se consumó un genocidio.
                                                                              
Invitamos a participar, adherir y difundir esta información.

Comisión Vesubio, Puente 12 y Comisaría de Monte Grande