martes, 11 de septiembre de 2012

Homenaje a los desaparecidos del Mariano Acosta

UN DIA DE MEMORIA, AFECTO Y AMOR"

Durante el encuentro, del que participaron el ministro de Educación, Alberto Sileoni, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el dirigente Hugo Yasky, docentes y alumnos, se leyó un texto de Julio Cortázar, egresado de la escuela, quien durante la dictadura sostuvo que "hay que seguir considerando como vivos a los que acaso ya no lo están pero que tenemos la obligación de reclamar, uno por uno, hasta que la respuesta muestre finalmente la verdad que hoy se pretende escamotear".

Luego de que los familiares de los cinco exalumnos desaparecidos del instituto recibieran los respectivos diplomas de "maestro normal", Abal Medina, sostuvo que "las vidas de estas cinco personas son un ejemplo de compromiso, de ética y de amor", criticó la implementación del 0800-Buchón en la Ciudad de Buenos Aires al afirmar que quienes le temen al debate "le tienen miedo al futuro", y denunció que el gobierno porteño "tiene una mirada triste y pequeña de la educación pública".

Por su parte, el ministro de Educación ratificó que desde el gobierno nacional se garantiza "una educación donde circulen las ideas", y agregó que "estos actos sirven para ratificar el valor de la participación política que tanto se discute", y recordó que "en las escuelas de la dictadura, cuando desaparecía algún alumno o docente, se lo tachaba de los registros con un línea roja y nadie preguntaba".

El secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, a su turno, calificó la jornada como un día de "memoria, de afecto y amor, un aporte a la reconstrucción de la historia y a la construcción de un relato por una América libre y una Patria para todos". "Estamos pensando en aquellos sueños que quizá no se cumplieron, pero que nos mantienen en ese rumbo, del que nos sentimos plenamente orgullosos", agregó.

El secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos, Hugo Yasky, destacó que el homenaje a los alumnos desparecidos sirve para "recordar a todos los maestros que lucharon por la democracia", y recordó que quien fuera el secretario general de CTERA, Isauro Arancibia, fue asesinado el mismo día del golpe militar de 1976. Fustigó a quienes se oponen a la discusión política en las escuelas y sostuvo que "existe un hilo conductor entre los que prohíben a El Eternauta y los que lo hicieron desaparecer a Héctor Oesterheld.